Tienda
Lanzamientos

Animalitos del Monte
Por Matriarca

Malba Tienda presenta Animalitos del Monte, una creación textil realizada por las mujeres del pueblo Qomle’ec de la provincia de Formosa. La singular colección llega a la tienda gracias a Matriarca que fomenta la valorización de la producción artesanal argentina así como la búsqueda de una mejora en la calidad de vida de los artesanos involucrados.

La colección Animalitos del Monte está compuesta por figuras en lana que representan animales reales del monte y otros tantos que surgen del imaginario indígena. En ambos casos, develan el profundo conocimiento de las comunidades sobre el territorio que habitan y las relaciones espirituales que sostienen con cada animal. Cada figura está enriquecida por la fuerza de los colores qomle’ec que transmiten la potencia de un pueblo alegre y guerrero. En sus animalitos, las mujeres qomle’ec logran transmitir su cultura, su cosmovisión y su relación espiritual con cada animalito.

La colección surge de una manera particular. Las artesanas acostumbradas a trabajar la lana de oveja en la producción textil, recibieron talleres artísticos impulsados por la Fundación Gran Chaco. En los talleres de pintura coordinados por la profesora Lillyan Noriega se fomentó la creatividad, la libre expresión y la combinación de colores. En este proceso, surgieron, emergieron y se redescubrieron las estructuras profundas de la cosmovisión indígenas. Aparecieron las figuras abstractas del monte, comunes a los wichi, ayoreo, chorote, qom y demás pueblos chaqueños. A partir de ésta experiencia, las artesanas volvieron a trabajar en la producción textil y bajo el estímulo de la libre creación de objetos, aquellas figuras salieron del plano y cobraron vida espacialmente, convirtiéndose en la colección Animalitos del Monte.

Cada animal, en la cosmovisión indígena, tiene su dueño, su espíritu protector que incide en la cotidianeidad de las personas: así como la víbora yarará no se puede matar cuando tu esposa está embarazada, la tortuga anuncia desgracias y la araña sabiduría. Sin conocer este sentido, al ver cada animalito nos llegan éstas enseñanzas con la fuerza de los saberes milenarios.

Un poco de historia

Las mujeres pertenecientes al pueblo Qomle’ec de las comunidades de Vaca Perdida y La Rinconada de la Asociación Cacique Sombrero Negro de la provincia de Formosa, son protagonistas de un proceso peculiar de innovación en la producción de textiles en lana de oveja.

Estas comunidades pertenecen a un pueblo poco conocido en la bibliografía antropológica, denominado también toba-pilagá en cuanto se trata de un pequeño grupo con una lengua de la misma matriz lingüística de los pilagá, pero con una historia de parentesco muy cercanas a los qom. De ahí la definición de pueblo qomle’ec, y no propiamente qom.

Este grupo, como la mayoría de los pueblos pescadores-cazadores-recolectores de la región del Gran Chaco, utilizaban tradicionalmente la fibra de chaguar para realizar redes para pescar y tejidos para armar las bolsas de recolección de los frutos del monte.

Con el contacto con “los blancos” y en particular con los misioneros anglicanos llegados al territorio de la mano de los dueños de los ingenios azucareros a fines del siglo XIX, fueron incorporando la lana de oveja y los telares verticales que siguen utilizando hasta el día de hoy. Muchas mujeres siguen utilizando el chaguar, pero, en parte por la demanda del mercado y en parte por la mayor facilidad en la elaboración de los tejidos de lana, fueron dejando el chaguar por la lana. Hoy son conocidos los tejidos en lana de oveja como algo propio cuando, en realidad, se trata de una resignificación de nuevas técnicas y nuevos materiales incorporados en el último siglo.

Sobre Matriarca

Fundada por la ingeniera agrónoma Paula Marra en 2014, Matriarca nace como respuesta a una limitación del mercado en resolver el tema de coordinación en la red de producción y consumo sustentable de diversos colectivos en áreas rurales. Es una comercilizadora y distribuidora de productos de base cultural que contribuye al desarrollo de comunidades indígenas y criollas latinoamericanas.

Desde Matriarca se trabaja la articulación comercial, respetando los saberes ancestrales, agregando valor a los activos culturales, utilizando materias primas genuinas de manera sustentable para el medio ambiente y contribuyendo al desarrollo local en pos de mejorar la calidad de vida de las comunidades de hoy y del futuro.

Matriarca forma parte de una red extensa de ONGs, Organismos Públicos y Privados que exploran juntos estrategias para intervenir en territorios rurales de manera de hacer fluir todo tipo de recursos, de manera coordinada y eficiente para lograr el progreso de los habitantes de esas zonas.

En la actualidad trabajan con más de 4000 artesanas. Del Gran Chaco colaboran con las comunidades Wichi, Qom, Qomle’ec y Pilagá. De la Puna, con las mujeres Warmi Sayajsunqo y de Salta, con la comunidad CUM (grupo de mujeres criollas de Salta) y una comunidad de Campesinas de las Yungas.

Galería de imágenes